Motivar al estilo Toastmasters

La Motivación es, para mí, uno de los elementos más difíciles de desarrollar, porque supone que hemos aprendido otras cualidades, otras habilidades muy importantes, por ejemplo: la capacidad de comunicación, la empatía, el deseo de servir a los demás, etc. Debemos tener todo esto, si queremos motivar. Un líder debe ser un motivador.

La motivación es nuestra capacidad de inducir en el equipo el deseo de realizar sus deberes o asignaciones de la mejor forma posible, con el compromiso y el entusiasmo que le permita continuar siempre contribuyendo. Motivar es la característica número uno del líder.

Que realicen sus asignaciones de la mejor forma posible, que tengan compromiso y entusiasmo y que no solamente contribuyan en esta tarea, que contribuyan a la organización o a completar un proyecto relevante. Que no se limiten. Eso es motivar. Influir para que se realicen los deberes, con el compromiso y el entusiasmo necesario.

Toastmaster dice que, para inspirar, un líder debe entender las necesidades de cada miembro del equipo y buscar la forma de satisfacerlas. 

¿Qué tan bueno eres motivando? hay una guía de preguntas en Toastmasters que debemos hacernos y así identificar qué tan buenos somos:

1. Trato a las personas con respeto. Siempre se debe tratar a las personas con respeto. Les proveo dirección clara y los objetivos del proyecto.

2. Ser honestos. Es muy importante siempre ser honestos. Aprendí una vez que no están correcto decir “siéndotehonesto” porque eso podría presuponer que antes de tu decirlo no eras honesto. Imagínate en una corte siendo un testigo y que te hagan dos tres preguntas y una cuarta tú respondas: “siéndote honesto, creo que lo que pasó fue esto, entiendo que lo que pasó fue aquello”. El abogado de la otra parte podrá decir ahora eres honesto y antes no.  Digamos que eso son cosas del lenguaje, pero siempre hay que ser honesto.

3. Entender Qué cosa valora cada miembro y les premia según esas cosas. Identificar barreras de desempeño.  Entender Por qué tal o cual tarea es un desafío para esta persona. ¿Cuándo premias o halagas lo haces inmediatamente o te tomas un tiempo? siempre pongo el ejemplo de una vez de un proyecto en el que estuve trabajando, como parte de un equipo que cuando lo completamos todos estábamos muy contentos. Estábamos felices de haberlo completado y decidimos hacer una fiesta. Celebrar. Esto llegó a oídos de un jefe el cual nos dijo “no hagan fiesta. Nosotros se la vamos a patrocinar. Vamos a hacer la fiesta como un halago, como un premio por el proyecto realizado”.

Pasaron días, luego semanas, luego meses, luego años y nunca sucedió. Imagínese lo que pensamos nosotros en el equipo. La verdad que nos pusimos muy contentos, pero parece que no se valoró en la dimensión justa el trabajo que hicimos. El aprendizaje es el siguiente: es importante que la premiación, el halago se haga lo antes posible.

Para motivar, según toastmaster, primero debemos saber que cuando las personas entienden que su trabajo es importante se sienten bien con el mismo. Sepamos esto. Tus acciones deben ser consistentes con tus palabras. No puedes decir una cosa y hacer otra. Tu comportamiento siempre debe estar en armonía con lo que tú dices. 

Otra cosa muy importante es que las personas prefieren que les premien en vez de darles castigos, o sea, no es lo mismo decirle “si logras esto tendrás este premio” qué decirle “si no logras aquello te castigaré”

Las personas prefieren escuchar cosas positivas.

El mal uso de los halagos y las premiaciones le quitan valor. Si por cada pequeña cosa tú estás premiando entonces pierde el valor. Llega un momento en que la persona dice “Ah, Sí bueno, Sí claro, me vas a dar una palmadita en la espalda”. Debemos saber manejar esto, y que te salga del corazón.

Cuando estás frente a una decisión difícil no debes retirarte. Hay personas que evitan las situaciones difíciles. No debe ser así. Esto desmotiva. Si quieres motivar debes permanecer, debes buscar soluciones en conjunto, con tu equipo.  

Hay algunos conceptos que también puedes encontrar en la guía de Toastmasters qué nos sirven o que podríamos decir,conforman una lista de cosas que tu equipo podría estar valorando. 

Hay personas que valoran unos conceptos más que otros porque todos somos diferentes. Todos debemos ser motivados de manera particular. Como dije anteriormente, según nuestras necesidades: número uno respeto, hay personas que se motivan cuando se sienten respetadas, número dos, cuando su trabajo es interesante. Si su trabajo monótono, siempre lo mismo o no es interesante para él entonces no se siente motivado. Número tres,que tenga una razón de ser, un sentido, un propósito. Dice Víctor Frank “el que tiene un porqué encuentra un cómo”.

Muchas personas valoran los elogios. Que le digas lo bien que lo está haciendo o lo contento que estamos todos con el buen trabajo que está realizando. Encuentra el momento adecuado y elogia. Hay también personas que les gusta que tú les reconozcas en público el buen trabajo que está haciendo. Que se convoque una reunión y en esta se diga “a esta persona lo estamos reconociendo por estas tareas, por su excelente trabajo”. Que todos sepan. Que publiquen en el diario de una empresa su foto. 

Hay personas que se motivan cuando se sienten desafiadas. ¿han visto ustedes por ejemplo en los deportes? Mientras más alto es el desafío mejor desempeño tiene el equipo porque se siente motivado. Que es algo grande que vamos a hacer. 

Es un motivador también el nivel de las tareas asignadas: Manejar un presupuesto más alto, supervisar más personas, etc…

Algunos valoran una promoción: “ya no vas a ser analista, vas a ser supervisor o ya no eres analista Junior, ahora eres analista senior”. Las promociones motivan al desarrollo de habilidades. 

La camaradería, la forma en que tú lo tratas es muy valorada. Llamarles de “tu”, quizás no tanto de “usted Señor ingeniero”,sino “tú”.

El dinero puede motivar también. Esto es un poquito controversial porque si tú le aumentas el sueldo una persona quizás se pasará un par de meses bien y contento, pero, para algunas personas llega un momento en que ya lo repartió entre sus gastos y buen, y ya no le motiva. Es lo que he escuchado,pero para mí, el dinero funciona, en forma de bonos, de premios,de variables, de alcanzar ciertas metas. “Si llegamos a tal meta ganarás este dinero y si la superas ganarás aún más”. Yoentiendo que sí, que la gente esa zanahoria la persigue y lo motiva. Lo que debemos saber es como nosotros administramos esa forma de premiar.

Si una persona no tiene las herramientas adecuadas para hacer un trabajo se puede desmotivar, porque tiene que trabajar, como decimos en dominicana “a mano pelada”, sin nada, sin herramientas. Debemos eliminar esos factores. Que tenga siempre las herramientas que necesite. En cualquier momento puede haber una escasez por cualquier problema, pero son situaciones de emergencia, momentáneas, no que “nunca tengo las pinzas”, “nunca tengo la maquinaria necesaria”. Eso desmotiva.

Tengamos en cuenta que un líder debe ser motivador. Esto selogra reconociendo el trabajo que hacen las personas. Dando el premio comparativo con el nivel de la tarea completada, reconociendo en público, respetando las personas, dándole trabajos interesantes, responsabilidades, etc…

Hay diversas formas, pero lo más importante es que usted entienda la necesidad de cada persona. Cada uno es diferente. Debemos estar siempre alerta a las cosas, a lo que piensa, a lo que necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *