Las cuatro verdades nobles

Esta es la traducción al español del discurso que presenté en el Santo Domingo Toastmasters club, sobre las cuatro verdades nobles del Budismo. Espero que sea de su agrado.

2,500 años atrás, en los tiempos de Siddharta Gautama, mejor conocido como Buda, vivió una mujer de nombre Kisa Gotami. Ella tenía un hermoso hijo al que amaba tanto que no podía vivir sin el. Un dia, de repente, el niño falleció. Kisa se sintió devastada, no podía creer lo que había pasado. Ella quería que su hijo volviera a la vida. Lo tomó en sus brazos y fue a casa de sus vecinos pidiendo medicinas para que viviera nueva vez pero nadie le podía ayudar. Kisa fue entonces ante Buda y le pidió -Por favor, ¿Tienes alguna medicina que pueda revivirlo?. Buda le respondió que podía preparar una medicina de semillas de mostaza y entonces le pidió que fuera al pueblo y se las pidiera a alguna familia que nunca haya sufrido la muerte de un familiar. Ella corrió desesperada donde sus vecinos. Todos querían ayudarla pero también todos habían sido, en algún momento, tocados por la muerte. No había una sola familia que no hay sufrido la pérdida de alguien querido.

Kisa Gotami aprendió la universalidad de la Muerte, enterró a su hijo y su dolor se calmó para siempre.

La historia de Kisa Gotami asi como todo lo que les comparto en este escrito puede ser encontrado en la biblioteca de la BBC de Londres, el sitio de internet de la PBS y en el departamento de estudios sobre el Budismo de la Universidad de Stanford.

El budismo se puede describir como una variedad de tradiciones, creencias y prácticas espirituales basadas en las lecciones de un hombre ilustre llamado Buda. Su objetivo es educar a la humanidad de cómo lograr una mejor vida a través de un camino que le lleva a un estado llamado Nirvana.

Nirvana es un estado profundo de alegría espiritual, sin emociones negativas y sin miedos.

La orientación básica de Buda se describe en “Las cuatro verdades nobles”: Dukkha, Samudaya, Nirodha y Mahha. Las dos primeras buscan diagnosticar el origen de los problemas. Las dos siguientes te educan en torno a la cura.

Dukkha significa sufrimiento. Te enseña que la vida no es ideal, frecuentemente nos defrauda. Los hombres están sujetos a deseos y ansiedad que aun siendo satisfechas, dicha satisfacción es temporal. El placer no dura y si perdura, se vuelve monótono.

Tu primera tarea es entonces identificar tus deseos y entender que la satisfacción es transitoria.

Samudaya es la segunda verdad noble y significa “Origen del sufrimiento”. Buda enseñó que la raíz de todo sufrimiento es el deseo: Tanha. Este se manifiesta de tres formas las cuales se describen como las tres raíces de todo mal, los tres fuegos o los tres venenos:

  1. Codicia
  2. Ignorancia y engaño
  3. Odio y deseos destructivos

Buda reconoce que hay deseos que son positivos, como el deseo de ser ilustre así como desear bien a los demás. Esos deseos se describen con otra palabra del Sánscrito, nunca como Samudaya.

La tercera verdad noble es Nirodha, el cese del sufrimiento. Buda enseñó que la forma de eliminar el deseo que causa el sufrimiento es liberándose del apego, de la adhesión. Es ahí donde entendemos por nosotros mismos que el deseo y la satisfacción es un ciclo temporal. Empezamos a liberarnos, a sentirnos libres. Ya estamos en el paso hacia el Nirvana.

Magga es la cuarta verdad noble y describe el paso hacia el cese del sufrimiento a través de ocho principios llamados “el camino óctuple”:

  1. Entendimiento correcto o aprender de la práctica por sí mismo.
  2. Buena intención. El compromiso de hacer el bien.
  3. Predicar el bien. Hablar con integridad evitando chismes y calumnias.
  4. La accion correcta. No robar, ni matar. Ser integro.
  5. Medio de sustento correcto. No lastimar a nadie ni matar animales.
  6. Esfuerzo correcto. Promover un estado mental centrado en cosas positivas.
  7. Consciente del momento
  8. Concentracion y desarrollo del enfoque mental mediante la meditación.

El budismo es noble y simple pero profundo. Nos enseña conceptos que nos ayudan a vivir una vida en armonía con nuestro ambiente. Para algunos es una religión, para otro es solo una ideología pero ese es otro debate. Por el momento les dejo una pregunta para su interior: ¿Estás tú en el camino del Nirvana?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *